11 ideas para ganar dinero en tu hogar

trabajar desde casaEn tiempos pasados, el trabajo era sinónimo de ir a un lugar, firmar tu entrada realizar ciertas funciones específicamente delimitadas, firmar la salida y volver a casa donde podías relajarte o ponerte al día con los problemas que eso significara. De hecho, trabajar en los quehaceres de la casa no se consideraban tal y la ocupación de “ama de casa” era vista con desdén y poco reconocimiento.Ahora, esto ha cambiado. Con la evolución que hemos estado experimentando a todos los niveles el trabajo no tiene que realizarse desde un lugar específico. Hay muchas ocupaciones que te permiten encargarte de ellas desde cualquier del mundo donde te encuentras incluido tu hogar.También es necesario recalcar que para trabajar desde casa no necesitas de ninguna empresa que te contrate y te diga qué hacer desde la distancia. Por supuesto que esto es posible, pero tú también puedes crear tu propia fuente de trabajo desde la comodidad de tu hogar, sin embargo es necesario que tomes en cuenta algunos aspectos que siguen formando parte de la cultura popular y hay que desmitificar con respecto a este tipo de trabajo:
  • Trabajar desde casa no significa que no debas tener un horario. Claro que es más flexible porque te lo haces tú mismo, pero requiere de disciplina para poder cumplir con tus obligaciones teniendo tantas distracciones a tu alrededor.
  • Trabajar desde casa no quiere decir que “estás en casa todo el día” y cualquiera puede visitarte o puedes encargarte a la vez de todo lo demás, porque cuando estás trabajando necesitas concentración a fin de que los proyectos salgan de la manera en que te lo propusiste.
  • Los trabajos desde casa no requieren menos responsabilidad. Requieren la misma cuota y en ocasiones mayor, ya que debes responder por tus obligaciones así hayan surgido situaciones domésticas que hayan necesitado tu atención.
  • Trabajar desde casa no significa que tendrás todo el tiempo disponible también para mantener tu hogar impecable y estar a disposición de los niños en caso de que los tengas. Te permitirá estar más presente en sus vidas y la posibilidad de resolver rápidamente ante situaciones inesperadas, pero esto no quita que necesites de ayuda extra porque al fin y al cabo tienes trabajo que hacer.
  • Trabajar desde casa no elimina que debas rendirles cuentas a otras personas. Puede que ya no tengas un jefe presionándote si eres autónomo, pero igual deberás cumplir tiempos de entrega por parte de tus clientes y con las exigencias que hayan acordado previamente.
  • Sí tendrás más flexibilidad en cuanto a horario, las responsabilidades que elijas tomar, el tipo de clientes con los que trabajes, incluso la ropa que utilices. Depende del trabajo por el que te inclines incluso podrías ahorrar tiempo al prepararte por las mañanas ya que no necesitas arreglarte demasiado.
Ahora que conoces la verdad sobre ciertos mitos bastante comunes acerca del trabajo desde la casa, tienes una idea un poco más clara de lo que podrías esperarte al empezar a laborar de esta manera. Si te gustaría hacerlo, pero todavía no sabes cómo podías trabajar desde casa o qué es lo que se necesita para comenzar, solo tienes que saber que las opciones son infinitas y muchas de ellas tienen tanto potencial para crecer que hasta podrías convertirte en un empresario con el paso del tiempo.Si no se te ocurren muchas ideas o estás en la búsqueda de alguna que se adapte a tus conocimientos y habilidades, a continuación, encontrarás una lista que puede ser de bastante utilidad para ti:
  1. Trabaja por internet

    trabaja por internetEn la actualidad hay muchos sitios web que sirven como enlace entre freelancers y clientes alrededor del mundo que están buscando profesionales autónomos para confiarles sus proyectos. Algunas de estas webs son Upwork  People per Hour, y Fiverr, por mencionar solo las más famosas, pero hay muchísimas más.En las dos primeras puedes ofrecer tus servicios de traducción, escritura, redacción, diseño gráfico, diseño web, edición de video, voiceover, desarrolladores de apps, asistente en línea, y más. En la última página mencionada puedes ofrecer lo que sea por un precio de 5$ USD en adelante. Desde gastar llamadas de broma a otros, comentar las fotos de las RRSS de tus clientes, crear playlists para toda ocasión, crear poemas de amor para enamorados sin creatividad, etc.Estas páginas aceptan básicamente cualquier habilidad, lo único necesario es que estés dispuesto a prestarle atención a tus clientes y a cuidar tu reputación para que puedas tener éxito en el campo freelance.Por otro lado, si consideras que no quieres invertir demasiado tiempo o que no tienes ninguna de estas destrezas, también hay cosas que puedes hacer por Internet que te dan dinero desde casa y sin necesidad de invertir primero. Una de las mejores maneras de ganar dinero fácil es llenando encuestas en línea, pero también hay muchas opciones como invertir en opciones binarias, criptomonedas, marketing de afiliados entre muchas otras. Para más información lee nuestro artículo Las mejores formas de ganar dinero por Internet
  2. Alquila una habitación

    Alquila una habitacionSi tienes una habitación extra en tu casa –en buenas condiciones- publícala en Airbnb. Esta es una aplicación que conecta huéspedes con anfitriones alrededor del mundo. Solo necesitas acondicionar la habitación para que puedas rentarla, no necesita de mucho lujo, solo lo básico y cada comodidad extra la puedes reflejar en el precio.Con esto no te harás rico, pero si no te puedes permitir invertir mucho tiempo, es una buena manera de conocer personas y monetizar la habitación de huéspedes de tu casa. Ten en cuenta que lo atractivo de Airbnb no es solamente que su precio es más accesible que el de la mayoría de los hoteles, sino también la ubicación, los servicios que ofrezcas, la posibilidad de los turistas de conocer locales y tener experiencias con ellos, entre otros.Una vez hayas acondicionado la habitación necesitas hacerle algunas fotos (cuida la iluminación y la calidad de las mismas), descarga la aplicación y sigue los pasos necesarios para convertirte en un anfitrión sin importar dónde vives.Cuando tengas huéspedes puedes limpiar su habitación, trasladarlos, cocinar para ellos o mostrarles tu ciudad por un precio que les resulte conveniente a ambos.
  3. Cuida mascotasCuida mascotas

    Este es otro trabajo que puedes hacer desde casa y estarás ayudando a otros. Si te gustan los animales puedes colocar un anuncio en Internet para cuidar mascotas durante el tiempo que sus dueños se encuentren de viaje.Puedes crear paquetes que incluyan desde la comida hasta el transporte del animal hasta tratos un poco más VIP (como baño y peluquería) dependiendo de los precios que estén dispuestos a pagar tus clientes. Estarías solucionando un gran problema porque muchas veces los dueños de mascotas deben dejarlos con familiares y amigos poco confiables por no tener otras opciones más allá de la de un lujoso hotel de animales o dejarlos solos en casa.
  4. Cuida niños en casa

    También puedes convertir tu casa en una guardería por algunas horas al día. Reparte algunos volantes por tu barrio y corre la voz entre tus conocidos para ofrecer tus servicios de cuidar niños durante el horario laboral de sus padres.Este trabajo puede ser algo demandante por lo que debes asegurarte de no recibir más niños de los que puedes cuidar para evitar meterte en problemas por no poder cuidarlos óptimamente.
  5. Haz Telemarketing

    asistente virtualHay empresas que necesitan empleados sin importar desde donde estos se encuentren. Su trabajo consiste en realizar llamadas a una lista de números telefónicos que la empresa te provee para ofrecer productos y servicios. Normalmente los telemarketeros, como se les conoce reciben un sueldo base y también comisiones por cada venta que logren concretar.Este trabajo lo puedes hacer desde casa y solo necesitas una conexión telefónica y buenas habilidades orales para convencer a las personas con las que te comuniques. También necesitarás una actitud de acero ya que muchas de estas llamadas terminarán en rechazo, pero no te desanimes, otras tantas tendrán en desenlace esperado.
  6. Conviértete en asistente virtual

    Otro trabajo que puedes encontrar por internet y hacerlo de esta misma manera es el de asistente virtual. Muchas empresas pequeñas y startups recurren a esta opción ya que no tienen ni la infraestructura ni los recursos para costear personal en planta. Por eso contratan a personas por tiempos parciales, muchas veces desde países donde la mano de obra es más barata que en su país de origen.Las responsabilidades de estos cargos suelen ser bastante sencillas, desde organizar agendas, listas de pendientes, llamar a clientes, realizar recordatorios, entre otros. Es, como su nombre indica, un asistente virtual.
  7. Prepara comidas

    Prepara comidasSi te gusta la cocina algo que puedes hacer desde tu casa es preparar almuerzos por encargos para oficinas, clínicas o lugares que concentren un buen número de trabajadores. No tienes que ir a venderlos para allá plato por plato, lo que necesitas es hacer un trato con los encargados de esta área y ofrecerles el servicio de alimentación por grupos.Quizá al principio te cueste un poco lograr el contrato, pero una vez lo tengas solo deberás preparar cierta cantidad de platos al día y asegurarte de que lleguen al lugar donde serán consumidos.Para preparar una propuesta que pueda ser atractiva para lograr el contrato en estos lugares (escuelas, planes vacacionales, negocios, bufetes de abogados, entre otros) no solo necesitas de un precio competitivo, sino un ejemplo de los menús que puedes ofrecer, así como el compromiso de poder cumplir con la carga de trabajo a la que te postulas.
  8. Hornea postres

    A las personas les encantan los dulces y son muy bien vendidos. Puedes prepararlos desde tu casa y servir como proveedor a restaurantes cercanos a tu domicilio, pequeñas tiendas, escuelas, centros comerciales y más. Además, también puedes preparar pasteles por encargo para fiestas de cumpleaños, eventos corporativos, entre otros.Para que el público se entere de tus postres, puedes apoyarte en las redes sociales, colocar anuncios en Internet o también llevar muestras a los lugares a quienes les ofreces tus creaciones.
  9. Ofrece asesorías

    Si eres bueno en algo, puedes ofrecer asesorías especializadas a personas que lo requieran. Puede que ayudes a madres primerizas a relajarse antes del parto (doula), a jóvenes emprendedores a crear su plan de negocios, a estudiantes de diversas carreras a redactar sus tesis de grado, entre otros.Hay temas diversos y prácticamente infinitos, lo que necesitas es saber en qué te destacas, cuáles son los conocimientos teóricos que tienes y luego ofrecer tus servicios a través de anuncios en internet o de afiches pegados en las universidades. Podrías recibir a las personas interesadas en las asesorías en tu casa y cobrarles por hora o por proyecto, como mejor les convenga a ambos.
  10. Dicta talleres

    Dicta talleresSi sabes manualidades, tienes conocimientos en algún campo de interés, puedes reunir pequeños grupos en la sala o el patio de tu casa un par de días a la semana e impartir tus conocimientos.Pueden ser talleres acerca del ahorro, la espiritualidad, cómo enfocarte en tus metas, mejoramiento personal, cocina para principiantes, o cualquier otro tema que te agrade y en el que seas bueno.Para que sean talleres de calidad y que la gente esté dispuesta a inscribirse en ellos es necesario que uses tu tiempo no solo preparando dichos talleres, sino que además sigas investigando en el tema que hayas elegido y no solo te conformes con la información que ya posees. Recuerda que no hay un techo para el conocimiento y es muy importante mantenerte actualizado y a la par de las tendencias.
  11. Da clases particulares

    Si no eres muy bueno con los grupos también existe la opción de clases particulares. Depende de tu nivel educativo puedes ayudar a niños con sus tareas de la escuela, dar clases de física o química a chicos de secundaria, materias especializadas de la universidad o incluso clases de inglés o algún otro idioma que manejes bien.Solo necesitas llevar un control de tus alumnos, las horas que le dedicarás a cada uno y acondicionar un espacio de tu casa en el que puedas explicar sin que el ruido les interrumpa. Para encontrar alumnos puedes utilizar plataformas de las que existen en internet que conectan a profesores de clases particulares con estudiantes necesitados o también puedes repartir volantes a la salida de las escuelas.

Recomendaciones finales

Ahora que has visto todas estas opciones seguramente pueden venirse a tu mente otras más creativas o descubriste algo en lo que no habías pensado. Lo que queda de ahora en adelante es que te esfuerces y tengas en cuenta que al principio quizá te resulte difícil conseguir los clientes que necesitas, pero si estás enfocado y tienes buena actitud para seguir tus metas, la “suerte” estará de tu lado.